Ordenemos el camino a la contratación electrónica

Hace pocos meses participaba en un Comité de Administración electrónica y comentaba la necesidad de poder ordenar el proceso de Administración electrónica. ¿Tiene sentido que se haya impuesto la factura electrónica obligatoria y sin embargo el proceso desencadenante de la factura, como es el de la contratación se siga realizando bien en papel o bien mediante sistemas de gestión sin haber establecido la gestión electrónica. ¿No hubiera sido más lógico imponer primero la gestión electrónica en interno y luego obligar a las empresas y autónomos a relacionarse con la Administración? Seguramente hubiera sido más lógico pero esto hubiera significado que los ratios, los famosos ratios por los que se mide la evolución en la Administración electrónica tardarían más en subir. Por tanto hay que sacrificar la coherencia del proceso en pro de la imagen.

Pero una vez puesta la primera piedra, ante la perspectiva de una nueva obligatoriedad, en este caso la de la contratación electrónica en 2016, podemos empezar a prepararnos. Hay que recordar que la Directiva, pendiente aún de trasponer en España establece la obligatoriedad en la fase de licitación (de nuevo la imagen por delante de la coherencia) pero reflexionemos. Pensemos que estamos en 2016 y que la licitación electrónica es obligatoria, tengamos en cuenta también que llevaremos dos años con la presentación electrónica obligatoria de facturas. ¿Qué nos queda? Realmente nos queda todo el mundo de gestión anterior a la fase de licitación, en definitiva los actos preparatorios de elaboración de pliegos hasta su publicación (a partir de este momento entraríamos en la fase de licitación) y qué más nos quedaría sin cubrir. Nos quedaría toda la presentación de certificaciones por las empresas y que la Administración tendrá que cotejar para dar curso a la presentación electrónica de facturas. ¿Tiene sentido? En mi opinión rotundamente no, por lo que hay que pensar en que la contratación electrónica o es global o no será. De otra forma realmente no estaremos prestando un buen servicio al ciudadano ni a las empresas.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.