inteligencia artificial

Casos de uso de la Inteligencia artificial y del Blockchain en la Administración local

Aunque hay muchos artículos sobre estas dos tendencias, he encontrado menos referencias con casos de uso de la inteligencia artificial y del blockchain en el sector público y, concretamente, en el ámbito de la Administración local. Por tanto, en este post vamos a identificar algunos posibles escenarios para su aplicación.

Lo primero es que si yo tuviera que escoger, me decantaría, sin dudas, por la inteligencia artificial. ¿Por qué? Pues básicamente porque creo que blockchain tiene mucho más recorrido en el sector privado ya que el sector público tiene justamente presunción de legalidad. No obstante, ambas tecnologías han venido para quedarse. Por tanto, vamos a definir posibles casos de uso.

Empecemos por la inteligencia artificial. La IA puede tener muchas aplicaciones prácticas en la Administración local. Veamos algunas de ellas:

  • Para la aplicación de modelos predictivos basados ​​en la inteligencia artificial en diferentes ámbitos:
    • Gestiones automatizadas en base al perfil del usuario. Por ejemplo, iniciación automatizada de trámites desde la Administración:
      • Renovaciones de inscripciones en registro
      • Renovaciones de certificaciones.
      • Renovaciones de licencias
    • Análisis. Aplicación de técnicas de Inteligencia artificial para la explotación de los datos y generación de indicadores. En este caso, combinada con tecnologías de bigdata
    • Inspección: Para la identificación de los ámbitos donde realizar una inspección partiendo de todos los datos declarados.
  • En el acceso y localización de la información, la IA tiene muchas posibilidades:
    • Utilizando asistentes virtuales para agilizar la búsqueda de la información.
    • En la mejora de la usabilidad. Identificando los puntos más críticos y rediseñándolos, considerando la experiencia del usuario.
    • En la optimización de las búsquedas, incorporando las necesidades de los destinatarios de la información (minerías de texto y procesamiento del lenguaje natural) y las experiencias del asistente virtual.
    • Garantizando la mayor accesibilidad, proporcionando mecanismos de traducción automática y fomentando el acceso de aquellas personas con capacidades limitadas.
  • En las funcionalidades de las plataformas de tramitación permitiendo:
    • La optimización del flujograma de tramitación:
      • Propuesta global de rediseño del flujograma de cada procedimiento teniendo en cuenta el circuito más utilizado por los usuarios en el último año.
      • Planteamiento de alternativas al usuario en el flujo de tramitación en función de las actuaciones más utilizadas.
    • La reingeniería en las alertas partiendo de la experiencia del usuario final permitiendo la incorporación de nuevas alertas (o redefiniendo las existentes) considerando las necesidades de demanda de información de los usuarios.

§ Estas son algunas ideas de posibles aplicaciones para la Inteligencia artificial. En cuanto al blockchain, para mi tiene mucho más recorrido en el sector privado donde despegará sin duda y, en cuanto al sector público, lo veo de aplicación en aquellos ámbitos donde hay interacción entre el sector público y el privado y no en un contexto meramente interno, ya creo que en ese entorno no tiene tanto sentido. Por ejemplo, identifico algunos casos de uso:

  • Para el desarrollo, optimización y mejora de los censos habilitantes:
    • El Registro de empresas y actividades.
    • El Registro de entidades ciudadanas
  • En la gestión de la vía pública: registro y mantenimiento del mobiliario, incidencias, gestión de las contratas municipales, etc
  • En todos los procesos de participación ciudadana ya sean éstos de opinión o de voto electrónico.
  • Para la generación de certificaciones:
    • Certificaciones en el ámbito del urbanismo, actividades,..
    • Certificaciones en el ámbito de movilidad
  • En la gestión de algunos procesos, garantizando su trazabilidad:
    • En la gestión de las compras públicas
    • En la gestión de la contratación, dando más garantías al registro de licitadores y a la presentación distribuida de ofertas y permitiendo el seguimiento de la ejecución de los contratos

Estas son algunas de las aplicaciones posibles. Estoy segura que muchas de ellas se irán concretando en los próximos años y serán una realidad. Lo iremos viendo

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.